Yo en Las Canteras

¡jelouuu! soy yasmina

Y mi propósito es que tu Negocio tenga sistemas automatizados que te ayuden a captar ventas de forma recurrente.

Todos tenemos una historia, y aquí te cuento un poco de la mía.

Soy canaria, mi acento me delata. De gustos sencillos, cercana en el trato y empática hasta la médula a la que eso de no tener el mar cerca se le hace muuuu rarooo.

De adolescente, me encantaba escribir a máquina (cuando aprendí iba asi….¡fiuuuuuu!) así que entre eso, y que me encantaban los papeleos y todos los cacharritos de oficina estudié Administración.

Tomé el camino “B” de la Formación Profesional. Con 19 años y con medio carné de conducir en el bolsillo (gracias a un préstamo de mi padre, que había que devolver porque era un capricho no una necesidad. Primera gran lección de vida. ¡Gracias Papá! )  conseguí mi primer trabajo como administrativa en una autoescuela.

Yasmina mirando un mapa

Culo inquito y alma viajera. Siempre quise vivir en otro país y aprender otro idioma. ¡BOOM! Así que me busqué la vida para conseguir una familia en Londres y trabajar como Au-Pair.

Mis hazañas por Reino Unido bien merecen, casi casi, un libro, pero te contaré solo que la idea de un año se quedó en tres meses. Mi caracter y el de las familias que encontré no cuajó. Así que volví para continuar formándome y seguir viajando con billete de vuelta.

Estudié turismo y es ahí donde comenzó mi relación de amor con el Alemán (el idioma) :).  Trabajé durante varios meses en Alemania a cambio de alojamiento, lo que me permitió recorrerme el país de norte a sur.

Al estallar la pandemia entro en ERTE y con el llegó mi embarazo. Asi que lejos de querer volver a trabajar, sentí como una bendición poder autocuidarme y regalarme ese tiempo conmigo y con mi barriguita. Cuando el peque tenía apenas 3 mesitos de vida, decidí ir a por mi sueño.

Hacerme con una furgo, camperizarla y buscar una forma de ganarme la vida en movimiento.

La camperización fue larga, muy laaaaarga (esto da para varios libros y un par de ¡BOOMS!). 

Despacho en furgoneta

Después de llevar varios años pensando en qué podría emprender de forma que pudiera vivir dónde y cómo quisiera, encontré lae Asistencia Virtual.

Un punto y aparte en mi vida profesional donde la idea de vivir mi propósito estaba más cerca.

Pronto encontré algo que me apasionaba mucho más que enfocarme en tantas tareas a la vez. Los Lanzamientos Digitales y el Email Marketing.

Ahora sé lo que cuesta emprender, la soledad que se siente en el camino, los altibajos físicos y emocionales que conlleva y he podido conocer a mi impostora en persona. Con sus idas y sus venidas, me quedo con la libertad de ser la creadora de mi vida y de un presente ilusionante, formando parte de proyectos en los que otros emprendedores luchan día a día por sus propósitos y sueños. Porque todos tenemos una historia y todas merecen ser contadas.

SOLO UNA COSA MÁS

Ir arriba